SEDCA - Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación  
inicio
mapa web
informacion legal
contacto
Bienvenido al web de la SEDCA
Noticias de la Sedca > El ácido alfa-linolénico de los frutos secos se relaciona con un mejor pronóstico en el cáncer colorrectal por mecanismos epigenéticos
 El ácido alfa-linolénico de los frutos secos se relaciona con un mejor pronóstico en el cáncer colorrectal por mecanismos epigenéticos Volver al índiceÍndice de noticias
 

Image courtesy of antpkr/ FreeDigitalPhotos.net

 

 15/05/2015


Un estudio realizado en ratones concluye que los ácidos grasos de las nueces, avellanas y almendras, tienen un efecto sobre los micro-ARN de las células cancerosas de colon y recto que se traducen en menor inflamación, menor riego sanguíneo y menor proliferación celular.


 

El cáncer colorrectal en EE.UU. es el tercero más diagnosticado tanto en hombres como en mujeres y para el 2015 se preveían 93.090 nuevos casos de cáncer de colon y 39.610 de recto, causando en conjunto un total estimado de 49.700 fallecimientos (1). En España, para el conjunto de los varones es también el tercer cáncer más frecuente después del cáncer de pulmón y próstata; en las mujeres resulta ser el segundo más prevalente detrás del cáncer de mama. Se estima que anualmente se diagnostican 32.240 casos y se producen 14.700 fallecimientos debidos al cáncer colorrectal en España (2).

Ya en el año 2000, un trabajo realizado en población estadounidense mostraba que entre un 30% y 50% de los casos de cáncer colorrectal en hombres y aproximadamente el 20% ciento en mujeres, se puede prevenir mediante cambios en la dieta y el estilo de vida (3). Ante este antecedente, un nuevo ensayo animal realizado por investigadores del Beth Israel Deaconess Medical Center perteneciente a la Escuela de Medicina de Harvard ha concluido que una dieta rica en frutos secos como nueves, almendras y avellanas, podría retrasar el crecimiento de tumores colorrectales al actuar a nivel de la composición genética de las células tumorales (4).

Han evaluado si el consumo de estos alimentos podría causar cambios en los ácidos micro-ribonucleico (micro-ARN) que son cadenas cortas de ARN de unos 21-22 nucleótidos que están implicadas en la alteración de la expresión génica de estas células ya que, en el momento de la transcripción desde ADN, se pliegan en bucles a los que se unen e enzimas formando en núcleo capaz de frenar la traducción del ARN a proteínas y alterando por tanto el funcionamiento normal de la célula. Debido a esta capacidad de alterar la expresión génica, los micro-ARN son el foco de múltiples investigaciones en el creciente campo de la epigenética o del estudio de cómo los genes pueden llegar a ser modificados por el ambiente, la alimentación o el estilo de vida de la persona.

El estudio de los investigadores de Harvard ha demostrado, en modelos animales, que una dieta rica en frutos secos provoca cambios significativos en el perfil de expresión de los micro-ARN en tejido activo de cáncer colorrectal. Dicho estudio ha consistido en un ensayo aleatorizado con dos grupos de ratones con cáncer colorrectal: un grupo fue alimentado con dos porciones (57 gramos) de frutos secos al día mientras que el segundo grupo recibió una dieta control similar pero sin frutos secos. Después de 25 días de seguimiento de dichas dietas, los resultados mostraron que los ratones cuya dieta incluía frutos secos, mostraron micro-ARN claves que afectan negativamente a la inflamación de células cancerosas, a su vascularización y a la propia proliferación.

Esta investigación, sin embargo, no permite concluir si este resultado es efecto directo de los ácidos grasos de los frutos secos sobre las células o si intervienen efectos sinérgicos de otros nutrientes presentes en estos frutos secos. Sin embargo, cabe destacar además la asociación encontrada entre el menor tamaño de tumor y el mayor contenido tisular de ácidos grasos de tipo omega-3, incluyendo ácido alfa-linolénico de origen vegetal (ALA) que tiene un gran poder antioxidante y antiinflamatorio, resultando hasta 10 veces superior que en los ratones alimentados con la dieta control. Además, la tasa de crecimiento del tumor también fue significativamente más lenta en el grupo consumidor de frutos secos en comparación con el grupo control.site:www.uncc.co.uk

En cualquier caso, aunque aún no se ha realizado un ensayo similar en humanos, los autores afirman que este descubrimiento permitiría emplear los micro-RNA como biomarcadores de la enfermedad aun cuando el tumor no es detectable por técnicas radioscópicas y mejora el pronóstico por la detección temprana. Además, resulta un punto de partida para nuevas investigaciones que permitan centrarlos como posible diana terapéutica en el tratamiento de este tipo tan común de cáncer.

 

Referencias:

1.- American Cancer Society. ¿Qué indican las estadísticas clave sobre el cáncer colorrectal?. Disponible en:

http://www.cancer.org/espanol/cancer/colonyrecto/guiadetallada/cancer-colorrectal-what-is-key-statistics

2.- Asociación Española Contra el Cáncer. Incidencia del cáncer de colon. Disponible en:

https://www.aecc.es/SobreElCancer/CancerPorLocalizacion/cancerdecolon/Paginas/incidencia.aspx

3.- Platz et al. Proportion of colon cancer risk that might be preventable in a cohort of middle-aged us men. Cancer Causes Control, 2000; 11(7): 579-88.

4.- Tsoukas et al. Dietary walnut suppression of colorectal cancer in mice: Mediation by miRNA patterns and fatty acid incorporation. J Nutr Biochem, 2015. Publicado online 1 de Abril.

 

Noticia elaborada por Noemí López Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter

Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación.
Asociación Científica no lucrativa. Fundada en 1986.
Condiciones Generales de Uso | Política de Privacidad SEDCA