SEDCA - Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación  
inicio
mapa web
informacion legal
contacto
Bienvenido al web de la SEDCA
Noticias de la Sedca > Comer sin gluten puede ser perjudicial para la salud de los no cel¨ªacos:
 Comer sin gluten puede ser perjudicial para la salud de los no cel¨ªacos: Volver al índiceÍndice de noticias
 
 

 22/05/2017


Cada vez es más común oír frases como: ``He dejado de tomar gluten porque es malo para la salud´´, ``Últimamente me siento pesado después de las comidas, voy a quitarme el gluten´´, o ``Me he puesto a dieta así que tomaré alimentos sin gluten´´. Esta práctica que se está convirtiendo en habitual, es a la par perjudicial para la salud en aquellas personas que decidan llevarla a cabo sin consultar con su médico. EL principal problema es el desconocimiento generalizado de lo que es el gluten y de los efectos negativos que puede tener eliminar de la dieta los alimentos con gluten sin necesidad.


El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de cereales como: el trigo, cebada, centeno, espelta, triticale y posiblemente en la avena, representando el 80% de la proteína de estos cereales y disponible en combinación con el almidón. Esta proteína tiene un poder espesante que le confiere propiedades culinarias beneficiosas ya que da una textura elástica y esponjosa a los panes o productos que lo contienen.

No existe ningún estudio científico que avale que eliminar el gluten de la dieta pueda traer consigo beneficios para la salud. Las personas que realmente deberían eliminar el gluten de su dieta son: los celíacos, alérgicos al gluten y probablemente las personas con sensibilidad al gluten no celiaca que sin tener celiaquía presentan supuestamente molestias al consumirlo. En este último grupo, no se conocen con detalle los mecanismos subyacentes ni si realmente la causa es el gluten. Es más, existen estudios que corroboran que una persona puede ser sensible al gluten sin ser celíaco, pero otros concluyen lo contrario, siendo un tema complejo que es necesario investigar con mayor profundidad (1). En los casos diagnosticados, una dieta exenta de gluten de por vida es el único tratamiento y es esencial para obtener una óptima calidad de vida, una mejor salud con menor riesgo de complicaciones, y un menor número de problemas sociales. (2)

Epidemiología de la celiaquía:

La enfermedad celíaca (EC) puede afectar tanto a niños como adultos. Respecto al sexo, la relación es aproximadamente de 2:1 en mujeres y hombres. Es difícil determinar la prevalencia de la EC puesto que todavía está infradiagnosticada debido, entre otras causas, a que la EC puede ser asintomática y difícil de detectar (3). La celiaquía que se presenta sin síntomas es según diversos estudios epidemiológicos a nivel mundial, la forma más común de la enfermedad, lo que supone un nuevo reto: investigar sobre cómo detectarla precozmente (3). Por otro lado, existe  un gran número de personas que atribuyen sus problemas gastrointestinales directamente al consumo de gluten pero cuya posible celiaquía no está confirmada con las pruebas diagnósticas pertinentes.


En España, según los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, 1 de cada 118 niños y 1 de cada 389 adultos es celíaco. La prevalencia mundial se sitúa en torno a 1 por cada 266 habitantes. (4)


                                  

Mercado de los productos sin gluten:

El aumento de la adherencia a dietas sin gluten, aún sin necesitarlo, ha llevado a que la oferta de productos libres de este componente haya crecido en un 136% en tan solo dos años, entre 2013 y 2015. España se sitúa en el tercer puesto en el ranking de países con más productos sin gluten en el mercado, tras Brasil y Estados Unidos. Es más, según el estudio NHANES, la prevalencia de celíacos en Estados Unidos entre los años 2009 y 2014 se ha mantenido pero la adherencia a las dietas sin gluten se ha triplicado. (5)

 

No debemos olvidar que los productos sin gluten además de ser bastante más caros, suelen contener menos cantidad de fibra y micronutrientes como algunas vitaminas y minerales, e incluso más grasa saturada y sal para camuflar la pérdida de la esponjosidad y características organolépticas tras eliminar el gluten.  Tal vez por esta razón, es frecuente que las personas celíacas puedan tener el calcio más bajo que la población general a no ser que consuman alimentos enriquecidos o tomen las medidas pertinentes (6).

 

En cuanto a las dietas de adelgazamiento, los alimentos sin gluten no tienen ninguna ventaja ya que normalmente tiene un valor calórico similar al alimento ‘original’ con gluten e incluso, en ciertos casos, pueden ser más calóricos incluso que la versión estándar.

 

 

Problemática de optar por dietas sin gluten sin necesidad:

Como mencionábamos anteriormente, eliminar el gluten de la dieta sin supervisión médica puede acarrear graves problemas para la salud porque al eliminarlo, estamos suprimiendo también otros nutrientes pudiendo producirse carencias o desequilibrios nutricionales (7)

Un estudio de la Universidad de Harvard publicado este mismo año por la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA), ha investigado la posible relación existente entre dejar de consumir gluten sin ser celíaco con el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas. Los resultados del estudio que contaron con la participación de 200.000 personas, fueron que  aquellos que dejan el gluten sin causa médica tienen un 13% más de probabilidad de desarrollar diabetes mellitus tipo II que quien consume alimentos con gluten de forma habitual. Aunque no se sabe a ciencia cierta, una posible relación causal se centraría en la disminución del consumo de alimentos ricos en fibra como son los cereales integrales, el cual es un factor protector frente a la diabetes.  

Por otro lado, eliminar el gluten también podría aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares en población no celiaca. Un estudio de cohorte prospectivo de las Universidades de Harvard y de Columbia ha analizado la incidencia de enfermedades coronarias de 100.000 participantes (con un seguimiento de hasta 26 años en este estudio), en función de si tomaban o no gluten (7). Comprobaron que la ingesta dietética a largo plazo de gluten no se asociaba con un aumento de las enfermedades coronarias. Antes al contrario, suprimirlo innecesariamente puede favorecer el riesgo cardiovascular debido a la disminución del consumo de alimentos de grano entero. Volvemos a la misma situación que en el estudio anterior, pese a que no se conoce el mecanismo exacto por el cual podría darse tal relación, se cree que la mayor probabilidad reside en el déficit de fibra y en el mayor contenido de grasa saturada y sodio de estos alimentos.

               

Respecto a la relación entre eliminar el gluten de la dieta y la disminución de peso, no existen estudios de intervención en humanos que puedan concluir si es realmente eficiente. Estudios en ratones de experimentación como el publicado en ``The Journal of Nutricional Biochemistry´´ avaló una disminución de la adiposidad en aquellos ratones que consumían una dieta libre de gluten con respecto al grupo control. Estos resultados se asocian con la regulación de factores como: PPAR gamma, LPL, HSL y CPT-1 relacionados con la lipólisis y oxidación de ácidos grasos. También mostraron beneficios en la disminución de procesos inflamatorios y de la resistencia a la insulina (8). Pese a los resultados favorables obtenidos en la eliminación del gluten, no son extrapolables a seres humanos hasta ser probados en nuevos estudios con un enfoque dietético.

Es necesario profundizar más en diversos aspectos, especialmente sobre si realmente es adecuado suprimir el gluten en todas aquellas personas con sensibilidad al gluten no celiaca autoinformada (NCGS). Un estudio de 2014 comprobó la posibilidad de que personas con pruebas diagnósticas negativas de celiaquía, pero con molestias gastrointestinales por otras causas como el síndrome del intestino irritable, aseguraban mejorar tras suprimir el gluten de su dieta, aun sin revertir el daño gastrointestinal. Se ha contemplado la posibilidad de que el gluten a corto plazo pudiera provocar en esas personas sentimientos similares a la depresión, y debido a ello, al eliminarlo sintieran una mayor sensación de bienestar. (9)


En conclusión, si hasta ahora el gluten no presenta ningún tipo de efecto negativo en las personas que no tienen celiaquía ni alergia al gluten, y al contrario, si suprimir innecesariamente este nutriente puede acarrear perjuicios para la salud, no hay razón para eliminarlo de nuestra dieta. Una dieta variada y equilibrada junto con una actividad física moderada es la clave para llevar una vida sana, y una adaptación de la misma será suficiente para perder peso sin necesidad de eliminar ningún nutriente de nuestra alimentación.


 

Referencias bibliográficas:

1.       Biesiekierski, Jessica R. et al. No Effects of Gluten in Patients With Self-Reported Non-Celiac Gluten Sensitivity After Dietary Reduction of Fermentable, Poorly Absorbed, Short-Chain Carbohydrates. Gastroenterology. 2013; 145;2, 320 - 328. Doi: http://dx.doi.org/10.1053/j.gastro.2013.04.051

2.       Wagner G, Berger G, Sinnreich U, Grylli V, Schober E, Wolf-Dietrich H, et al. Quality of Life in Adolescents With Treated Coeliac Disease: Influence of Compliance and Age at Diagnosis. J Pediatr Gastroenterol Nutr. 2008;47:555–61

3.       Polanco I, Roldán B, Arranz M. Documento Técnico. Protocolo de Prevención Secundaria de la Enfermedad Celíaca. Dirección General Salud Pública y Alimentación. Madrid. 2006

4.       Casellas F. Enfermedad celiaca. Med Clin (Barc.) 2006;126(4):137-42.

  1. Daphne Miller, MD. Maybe It’s Not the Gluten. AMA Intern Med. 2016;176(11):1717-1718. doi:10.1001/jamainternmed.2016.5271

6.       Krupa-Kozak U, Drabi¨½ska N. Calcium in Gluten-Free Life: Health-Related and Nutritional Implications. Mariotti M, ed. Foods. 2016;5(3):51. doi:10.3390/foods5030051.

7.       Benjamin Lebwohl, Yin Cao, instructor et al. Long term gluten consumption in adults without celiac disease and risk of coronary heart disease: prospective cohort study. Oddslot football scores BMJ 2017;357. doi: https://doi.org/10.1136/bmj.j1892

8.       Fabíola Lacerda Pires, Rafael de Oliveira Matoso, Lílian Gonçalves Teixeira et al. Gluten-free diet reduces adiposity, inflammation and insulin resistance associated with the induction of PPAR-alpha and PPAR-gamma expression. JNB. 2013; 24(6): 1105,1111. DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.jnutbio.2012.08.009

9.       Peters SL, Biesiekierski JR, Yelland GW, Muir JG, Gibson PR. Randomised clinical trial: gluten may cause depression in subjects with non-coeliac gluten sensitivity - an exploratory clinical study. Aliment Pharmacol Ther2014;357:1104-12. doi:10.1111/apt.12730 pmid:24689456.

10. Miller D. Maybe it’s not the gluten. JAMA Intern Med2016;357:1717-8. doi:10.1001/jamainternmed.2016.5271 pmid:27598020. rolex replica watches

Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación.
Asociación Científica no lucrativa. Fundada en 1986.
Condiciones Generales de Uso | Política de Privacidad SEDCA