SEDCA - Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación  
inicio
mapa web
informacion legal
contacto
Bienvenido al web de la SEDCA
Noticias de la Sedca > Los estudios epidemiológicos demuestran las consecuencias negativas para la salud de desayunar inadecuadamente
 Los estudios epidemiológicos demuestran las consecuencias negativas para la salud de desayunar inadecuadamente Volver al índiceÍndice de noticias
 

Image courtesy of joephotostudio / FreeDigitalPhotos.net

 

 03/02/2014


No desayunar, tomar solo un vaso de líquido o tomar sólo algún dulce aumenta un 68% el riesgo de padecer síndrome metabólico. Así lo ha determinado un reciente estudio longitudinal sueco con 988 adolescentes cuya salud ha sido seguida durante 27 años.


 

 

Definiendo el síndrome metabólico

La Federación Internacional de Diabetes ha actualizado recientemente el criterio diagnóstico de síndrome metabólico (1) tras realizar un Workshop y formar un grupo de trabajo sobre epidemiología y prevención liderado por los Profesores George Alberti (Reino Unido) y Paul Zimmet (Australia).

Según este criterio la persona diagnosticada con síndrome metabólico debe tener obesidad abdominal. Si la persona tiene un IMC mayor a 30 kg/m2 ya se considera obeso abdominal sin necesidad de medir el perímetro de la cintura. Si el IMC no implica obesidad, debe medirse el perímetro umbilical y los puntos de corte son diferentes según el origen poblacional de la persona:

  • EE.UU.: 102 cm para los varones y 88 para las mujeres.
  • Europa y África: 94 cm para los varones y 80 cm para las mujeres.
  • Asia, América central y del sur: 90 cm para los varones y 80 cm para las mujeres.

 

Y además de obesidad abdominal, la persona debe presentar al menos dos de las siguientes características:

  • Triglicéridos elevados: >150 mg/dL (< 1,7 mmol/L) o estar recibiendo un tratamiento para ello.
  • Bajos niveles de colesterol HDL:

<40 mg / dl (1,03 mmol/L) en los hombres

<50 mg / dl (1,29 mmol/L) en las mujeres  

  • Presión arterial elevada: Haber estado previamente diagnosticado como hipertenso o tener:

Sistólica > 130 mmHg

Diastólica > 85 mmHg

  • Glucosa plasmática en ayunas elevada ( > 100 mg/dL o 5,6 mmol/L) o haber estado previamente diagnosticado como diabético.

 

No desayunar de joven tiene malas consecuencias al crecer

El estudio ha sido publicado el 28 del pasado mes de Enero en la revista Public Health Nutrition y lo han llevado a cabo por investigadores de la Unidad de Medicina Familiar del Departamento de Salud Pública y Medicina Clínica de la Universidad de Umea en Suecia (2). La gran relevancia de este trabajo viene porque los científicos realizaron una serie de encuestas a jóvenes suecos sobre su alimentación con especial énfasis en el desayuno y, posteriormente, han seguido la salud de esos niños hasta su edad adulta durante un total de 27 años. En total analizaron los hábitos de desayuno de 889 jóvenes que tenían 16 años al comienzo del estudio y 43 al final.

Existían trabajos previos que demostraban que tomar un desayuno adecuado a diario mejora los parámetros metabólicos y esto es lo que llevó a los autores a analizar la situación contraria. Para su análisis ellos consideraron como “mal desayuno” tanto si no se tomaba desayuno como si sólo se tomaba algo bebido (sin comida sólida) o si sólo se comía algo dulce (bollo o galletas). Cabe destacar que para la obtención de los resultados los investigadores tuvieron en cuenta posibles factores de confusión como el nivel socio-económico de la familia, los antecedentes de diabetes, etc.

Al comienzo del estudio el 9.9% de los participantes entró dentro de la categoría de mal desayuno y al final del estudio el 27% de los participantes se categorizó con síndrome metabólico según la definición de la Federación Internacional de Diabetes.

Las conclusiones del estudio son abrumadores: aquellos niños que no desayunaban  o cuyo desayuno era muy ligero tuvieron un 68% más riesgo de padecer síndrome metabólico en edad adulta. Además afirman que, de entre todos los indicadores diagnósticos de esta multi-patología, los más asociadas a la falta de desayuno en la infancia fueron la obesidad abdominal y los niveles altos de glucosa en ayunas.

Los autores concluyen que malos hábitos de desayuno en edades tempranas conducen a padecer síndrome metabólico aunque se necesitan más estudios que permitan explicar el mecanismo metabólico que hay tras esta asociación negativa.

 

Otros estudios recientes que demuestran las ventajas de desayunar correctamente

En los últimos años han sido numerosos los artículos científicos publicados en revistas de impacto en torno a roll que juega el desayuno en la salud. Aquí mencionamos algunos de ellos.

Un estudio estadounidense se encargó de seguir durante 16 años a casi 27.000 varones sanos al principio del estudio, de entre 45-82 años, y todos ellos profesionales de la salud. El estudio concluyó que no desayunar aumentaba un 27% el riesgo de ataque al corazón o muerte por causa coronaria (3).

Otro trabajo procedente de la Universidad de Tel Aviv en Israel y publicado en Obesity concluyó que las mujeres que tomaban un buen desayuno de aproximadamente 700 calorías promovían la pérdida de peso reduciendo el riesgo breitling replica watches uk de diabetes, hipercolesterolemia y enfermedad cardiaca (4). Este trabajo comparó los resultados de tomar una dieta que distribuía las calorías en 700 al desayuno, 500 a la comida y 200 a la cena, frente a otra donde el grueso de las calorías estaba en la cena (distribución 200-500-700 cal.).

Este mismo equipo en un trabajo paralelo pero con el mismo enfoque demostraba que las mujeres con el síndrome del ovario poliquístico eran capaces de mejorar su fertilidad al controlar sus niveles de insulina a través de aumentar el consumo de calorías en el desayuno y disminuir el de la cena. Las mujeres que realizaron mayores desayunos redujeron un 56% la resistencia a la insulina y un 50% el nivel de testosterona (5).

Otro trabajo longitudinal estadounidense publicado en Pediatrics con más de 2200 adolescentes, afirmaba que los que desayunan regularmente tenían dietas más saludables, hacían más ejercicio regular y tenían un menor IMC 5 años después del comienzo del estudio en comparación con aquellos jóvenes que se saltaban el desayuno (6).

 

Referencias:

1.- International Diabetes Federation. The IDF consensus worldwide definition of the metabolic síndrome. http://www.idf.org/webdata/docs/IDF_Meta_def_final.pdf

2.- Wennberg et al. Poor breakfast habits in adolescence predict the metabolic syndrome in adulthood. Public Health Nutrition, 2014. http://journals.cambridge.org/action/displayAbstract?fromPage=online&aid=9158134&fulltextType=RA&fileId=S1368980013003509

3.- Cahill et al. Prospective Study of Breakfast Eating and Incident Coronary Heart Disease in a Cohort of Male US Health Professionals. Circulation, 2013; 128 (4): 337-343. http://circ.ahajournals.org/content/128/4/337.full

4.- Jakubowicz et al. High Caloric intake at breakfast vs. dinner differentially influences weight loss of overweight and obese women. Obesity, 2013; 21 (12): 2504-2512. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/oby.20460/abstract

5.- Jakubowicz et al. Effects of caloric intake timing on insulin resistance and hyperandrogenism in lean women with polycystic ovary syndrome. Clinical Science, 2013; 125: 423-432. http://www.clinsci.org/cs/125/cs1250423.htm

6.- Timlin et al. Breakfast Eating and Weight Change in a 5-Year Prospective Analysis of Adolescents: Project EAT (Eating Among Teens). Pediatrics, 2008; 121 (3): e638-e645. http://pediatrics.aappublications.org/content/121/3/e638.abstract

 

Noticia elaborada por Noemí López-Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter

Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación.
Asociación Científica no lucrativa. Fundada en 1986.
Condiciones Generales de Uso | Política de Privacidad SEDCA