SEDCA - Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación  
inicio
mapa web
informacion legal
contacto
Bienvenido al web de la SEDCA
Noticias de la Sedca > Un reciente estudio demuestra que la vitamina C en dosis altas potencia el efecto de la quimioterapia frente al cáncer
 Un reciente estudio demuestra que la vitamina C en dosis altas potencia el efecto de la quimioterapia frente al cáncer Volver al índiceÍndice de noticias
 

Image courtesy of codrin FreeDigitalPhotos.net

 

 17/02/2014


Hasta la fecha existía controversia sobre el empleo de sustancias antioxidantes como potenciadoras de los tratamientos de quimioterapia y radioterapia contra distintos tipos de cáncer. Pero un estudio publicado este mes en Science, relaciona dosis inyectadas de vitamina C con mejoras frente al cáncer de ovario y reducción de los efectos secundarios del tratamiento. 


 

Historia de la vitamina C y el cáncer

Desde la década de 1970 el ácido ascórbico se ha usado como terapia alternativa para el tratamiento del cáncer apoyado principalmente por sus nulos efectos secundarios. Incuso, se empleaba en la práctica clínica oncológica habitual pero acabó abandonándose debido a los múltiples ensayos clínicos que mostraron su ineficacia aunque, en todos los casos, se administraba por vía oral.

La administración de agentes químicos neoplásicos (quimioterapia) tiene efectividad porque genera radicales libres y otras especies reactivas del oxígeno en el cuerpo del paciente. Este estrés oxidativo fisiológico hace que se vea alterado el ADN de las células cancerosas haciendo que sean incapaces de proliferar. Sin embargo, esto afecta también a las células sanas circundantes.

Obviamente, la capacidad antioxidante de las vitaminas, esteroles, etc. hizo que los científicos los enfocaran como un posible desintoxicante, o incluso preventivo de los efectos secundarios de la quimioterapia. De hecho, las investigaciones previas han concretado que los antioxidantes pueden reducir los efectos negativos gastroentéricos, renales, cardiacos, pulmonares, etc. pero sin embargo no frena la alopecia (1).

En un trabajo publicado en 2011 en la revista Cancer Investigation (2), se hablaba del hecho de que cada vez son más las personas con cáncer que recurren a medicina alternativa o complementaria con la finalidad de ayudar a su curación o mejorar su calidad de vida. Ellos revisaron la bibliografía científica al respecto y, a pesar de encontrar trabajos con resultados contradictorios, mantienen que el uso de antioxidantes es una buena vía de complementación a la quimioterapia y la radioterapia. Si bien, concluyen que la investigación clínica debería aunar metodologías y esfuerzos de forma que se puedan sacar guías de tratamiento en las que se determinen las dosis óptimas para cada tipo de cáncer.

 

 

La vitamina C si es eficaz contra el cáncer si es administrada por vía intravenosa

El último de los hallazgos que relacionan antioxidantes y mejoras en el tratamiento del cáncer ha sido un trabajo publicado este mismo mes en una revista perteneciente a Science, la más prestigiosa de las revistas científicas (3). El trabajo de investigación ha sido realizado por científicos del Centro Médico de la Universidad de Kansas (EE.UU.), los cuales, han realizado un ensayo clínico y otro de laboratorio sobre los efectos de vitamina C en células cancerosas de ovario.

Ya existían trabajos previos que indicaban que los resultados eran compltamente diferentes si la vitamina C se administraba vía oral que si era inyectada a dosis más elevadas. Éste es el caso de un estudio publicado por la sección del Nutrición Clínica y Molecular del Instituto Nacional de Salud americano pero tenía el inconveniente de que sólo analizaba tres casos clínicos (4).

En este nuevo trabajo, estudiaron un total de 27 mujeres con estadío 3 o 4 de cáncer de ovario a la cuales han seguido su evolución durante cinco años tras recibir una combinación de altas dosis de vitamina C inyectada junto con carboplatino y paclitaxel (dos fármacos de la quimioterapia convencional). Con ello concluyeron que los efectos tóxicos del tratamiento mostraron menor intensidad en las mujeres tratadas con vitamina C respecto a las no tratadas.

Por otro lado, estudiaron esto mismo en cultivos celulares de ratones de laboratorio y demostraron que esa combinación quimioterapia-vitamina C detenía la proliferación de las células cancerosas no dañando las células sanas de ovario y, además, células de hígado, riñón y bazo mostraron menos efectos tóxicos.

Cuando vieron lo que estaba sucediendo a nivel molecular, se encontraron con una sorpresa ya, como se ha explicado, el líquido que rodea las células tumorales, actúa como un potente pro-oxidante de forma que estimula la formación de peróxido de hidrógeno, el cual, mata las células cancerosas al inducir daño en su ADN, pero debido la capacidad antioxidante de la vitmina C protegía el ADN de las células sanas, las cuales no sufren alteraciones.

Los autores han un llamamiento a los científicos del mundo para que emprendan estudios clínicos con muchos más participantes para afianzar las conclusiones a las que han llegado. Sin embargo, advierten que serían necesarios fondos gubernamentales para ellos ya que, según su apreciación, creen difícil que las empresas farmacéuticas financien un estudio de esas características ya que  no podrían sacar una patente puesto que las vitaminas son sustancias ya existente en la naturaleza y por tanto no patentables.

 

Referencias:

1.- Conklin KA. Dietary Antioxidants During Cancer Chemotherapy: Impact on Chemotherapeutic Effectiveness and Development of Side Effects. Nutrition and Cancer, 2000; 37 (1): 1-18.

2.- Nakayama et al. Systematic Review: Generating Evidence-Based Guidelines on the Concurrent Use of Dietary Antioxidants and Chemotherapy or Radiotherapy. Systematic Review: Generating Evidence-Based Guidelines on the Concurrent Use of Dietary Antioxidants and Chemotherapy or Radiotherapy. Cancer Invest, 2011; 29 (10): 655–667.

3.- Ma et al. High-Dose Parenteral Ascorbate Enhanced Chemosensitivity of Ovarian Cancer and Reduced Toxicity of Chemotherapy. Science Traslational Medicine, 2014; 6 (222): 18.

4.- Padayatty et al. Intravenously administered vitamin C as cancer therapy: three cases. Canadian Medical Association Journal (CMAJ), 2006; 147 (7): 937-942.

 

Noticia elaborada por Noemí López-Ejeda (Asociada SEDCA) @LopezEjedaN en Twitter

Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación.
Asociación Científica no lucrativa. Fundada en 1986.
Condiciones Generales de Uso | Política de Privacidad SEDCA